26 septiembre, 2011

Un año de Eating in Spanglish

Pues sí, aunque parezca mentira, Eating in Spanglish cumple hoy un año de vida. Parece que fue ayer cuando empecé este blog sin saber muy bien cuánto tiempo lo mantendría, si iba a interesarle a alguien... y de pronto han pasado 365 días, el blog va camino de las 30.000 visitas y tiene un buen número de lectores fieles (pocos pero selectos, como debe ser). Y lo más importante: sigue siendo un proyecto divertido, interesante, que me ha permitido aprender muchas cosas y compartirlas con mucha gente. En fin, no voy a seguir hablando de ello porque me podría poner sentimental y acabaría soltando alguna lagrimilla, sniff.



Como no podía dejar de celebrar la ocasión, se me ha ocurrido hacer un pastel de cumpleaños y saborearlo en compañía de mi chef particular. El pastel es en realidad una tarta de melocotones a la vainilla. Está deliciosa -aunque esté mal que yo lo diga-, así que os regalo la receta para agradeceros que estéis al otro lado de la pantalla siguiendo mis aventuras gastronómicas por estos lares. Espero que os guste; es facilísima de hacer, y de verdad que está para chuparse los dedos. Aquí va:

Tarta de melocotones a la vainilla



Ingredientes:

- Una base de masa de tarta (aquí las venden congeladas, imagino que en España también).
- 3 o 4 melocotones
- 1 cucharada sopera de azúcar
- 1 vaina de vainilla (si no tenéis vainilla en vaina, sustituid con unas gotitas de extracto de vainilla)
- 1 cucharada pequeña de Maizena

Modo de elaboración:

- Cortar los extremos de la vaina de vainilla, abrirla longitudinalmente y sacar las semillas con un cuchillito. (Son semillas muy pequeñas, se parecen a la pimienta negra.) Reservar.
- Pelar los melocotones y partirlos en trozos pequeños.
- Mezclar en un bol los melocotones con el azúcar, la Maizena y las semillas de vainilla. Mezclar bien.
- Poner la mezcla en el centro del molde de la tarta, doblando los bordes sobre el contenido.
- Poner en el horno a 230 C durante 10 o 15 minutos (hasta que los bordes adquieran un color dorado). Dejar enfriar y servir solo o a la mode, es decir, acompañado de helado.





7 comentarios:

Kaley [Y Mucho Más] dijo...

Pues, ¡felicidades! Me gusta tu blog y espero que sigas escribiendo. Me considero cocinera, aunque no soy profesional ni nada y cuando vivía en España tenía que "traducir" alguna receta a las cosas que tenía. No sabía dónde encontrar la levadura fresca durante un buen rato, jajaja. Así que me gusta ver que has usado Maizena para hacer el pastel. :)

Raquel dijo...

..y que cumplas muchos más..nos encantan tus recetas, y tus historias!! para los que te tenemos lejos, es como tenerte cerquita cada semana. Muchos besos.

Maria Paz dijo...

!Muchas gracias por las felicitaciones, Kaley y Raquel! Espero seguir contando historias interesantes y compartiendo recetas sabrosas, porque aún queda mucho que contar... Kaley, visito de vez en cuando tu blog, que me parece muy interesante y muy bien hecho, felicidades! Y Raquel, ¿para cuándo una nueva entrada en ¨Dibudibujar¨?

superpaez dijo...

Muchas felicidades!! Esperamos que sigas escribiendo este blog muchos años mas, nos encantan las cosas que cuentas. Besos

Anónimo dijo...

¡Estupendo! Por cierto, nos gustaría muchísimo que practicaras esta receta tan sabrosa cuando estés por Mini Terol Town... Besos. Papi and Mami

Maria Paz dijo...

Gracias Isa, y "Papi and Mami", hay que ver, qué fans más dedicados tengo... En cuanto a lo de hacer la tarta en Terol Town, !eso está hecho!

Begoña dijo...

Muchas felicidades y que cumplas muchos más!