01 enero, 2011

Hoppin' John, suerte garantizada para el año nuevo

¿Cuál es vuestro ritual de año nuevo para atraer la buena suerte? En España, además de las uvas a medianoche, mucha gente cree que comer lentejas el primero de enero garantiza riqueza para el año que empieza. Curiosamente, existe una superstición muy parecida aquí en los Estados Unidos. Sobre todo en los estados sureños, lo tradicional es comer un plato llamado Hoppin´ John el primer día del año, en la creencia de que traerá prosperidad a los comensales. ¿Y qué es un Hoppin´John?

Se trata de un plato muy típico, hecho con ingredientes de lo más humildes pero con un gran sabor, y capaz de saciar el hambre del más pintado. El ingrediente principal son las alubias de tipo carilla, que en Cataluña se conocen como fesolets y aquí como black-eyed peas (alubias de ojo negro).  Son unas legumbres muy populares en la gastronomía africano-americana, y se comen mucho en estados como Alabama, Carolina del Norte y del Sur y Georgia. Además de alubias, el Hoppin' John lleva arroz, cebolla, beicon o jamón, un poco de guindilla picada y a veces hasta alguna salchicha. La tradición asegura que comer este plato en Nochevieja o el día de año nuevo garantiza buena suerte y prosperidad para el año entrante. Al igual que se hace en España con el Roscón de Reyes, es costumbre esconder dentro una moneda (envuelta en papel de aluminio o similar) justo antes de servirlo, y se cree que la persona que la encuentre en su plato sera la más afortunada en el nuevo año.

Existen varias hipótesis acerca del origen y el nombre de este delicioso guiso. Segun Linda Stradley, autora de I'll Have What They're Having. Legendary Local Cuisine (un libro estupendo que desde aquí os recomiendo), el nombre se debe a un famoso personaje que ya en 1841 vendía esta combinación de alubias con arroz en un puesto callejero en la ciudad de Charleston, Carolina del Sur. El personaje en cuestión era conocido como Hoppin' John (John el saltarín), apodado así por mostrar una pronunciada cojera al caminar.

Sea cual sea su origen, aquí os transcribo la receta que recoge Linda Stradley en el libro mencionado. Es la receta que he seguido yo para elaborarlo (aunque he sofrito algunos ingredientes antes de añadirlos, algo que ella no indicaba), y doy fe de que es un plato sabrosísimo. Las alubias tienen una textura muy tierna y absorben estupendamente el sabor del beicon. No resulta nada sorprendente que el Hoppin' John sea uno de esos guisos que se mantienen a lo largo de generaciones y que gustan a todo el mundo, porque es sabroso, nutritivo, sencillo de elaborar y muy barato. En fin; no me queda sino recomendaros encarecidamente que lo probéis, es facilísimo de hacer y así os aseguráis que el año que viene os toca la lotería o encontráis ese trabajo que tanto deseáis. Estas cosas hay que probarlas, porque nunca se sabe...

Hoppin' John

- 400 gr. de alubias carillas
- ½ kg. de beicon o un hueso de jamón
- 1 cebolla, picada fina
- una pizca de guindilla picada o pimentón picante
- 1 o 2 salchichas (opcional)
- 1 litro de agua o de caldo de pollo
- 400 gr. de arroz de grano largo
- sal y pimienta al gusto

Salen unas 6-8 raciones
Ingredientes necesarios: alubias tipo carilla, arroz, cebolla, bacon y guindilla picada
Lavar bien las alubias y ponerlas en una olla grande. Cubrir con agua fría, poner en el fuego hasta que rompa a hervir. Cuando empiece a hervir, apagar el fuego y apartar la olla. Dejar las alubias en el agua con la olla tapada durante 1 o 2 horas. 


Sofreír aparte el beicon cortado en trocitos, la cebolla y la salchicha, y añadir todo a la olla con las alubias. Verter el caldo en la olla y dejar cocinar a fuego muy bajo, durante 1 hora y media o 2 horas. Añadir sal al gusto.

Cuando las alubias estén tiernas, retirar el hueso de jamón (si lo habéis puesto), añadir el arroz y dejar cocinar durante unos 20 minutos más, hasta que el líquido haya sido absorbido. Ajustar de sal si es necesario y servir.


Y no olvidéis esconder una moneda entre las alubias antes de llevarlo a la mesa...


En el Sur hay un refrán sobre la costumbre de comer este plato el primer día del año: "Eat poor that day, eat rich the rest of the year", que traducido vendría a ser algo así: "Come como un pobre ese día, y comerás como un rico el resto del año." ¡A ver si es cierto!

No hay comentarios: