31 octubre, 2010

Halloween, época de calabazas

Se acerca la noche de Halloween, que aquí se celebra, como es sabido, con bailes de disfraces (preferentemente de fantasmas o monstruos, aunque todo vale) y el tradicional trick or treating, que lleva a los más pequeños de puerta en puerta pidiendo dulces. Acorde con la época del año, las calabazas son el alimento típico estos días. Y digo calabazas, en plural, porque existen infinidad de tipos difererentes (como podéis ver en estas fotos que hice en el mercado el otro día).

Estos días, los menús de los restaurantes se llenan de platos elaborados de mil maneras con este ingrediente: sopa o crema de calabaza, pastel de calabaza, raviolis rellenos de calabaza, dulces de calabaza, y hasta helado de calabaza, para los fanáticos de este sabor. El otro día probé una sopa cremosa al estilo Thai (tailandés), con un toque de curry que la hacía un poco picante, pero no demasiado, y le iba fenomenal. Ideal para estos días en los que empieza a refrescar y apetece algo calentito. Tanto las sopas como el tradicional pastel se suelen aderezar con canela, clavo y otras especias, que le dan un sabor auténticamente otoñal y casero.
Otra tradición típica de Halloween que al parecer es de origen irlandés, es la de vaciar calabazas y hacer con ellas los famosos ¨Jack-o'-lanterns¨. Suele ser una actividad familiar muy divertida, a menos que no tengáis mucho talento tallando calabazas, como me pasa a mí. En fin, supongo que es cuestión de práctica. Para hacer una de estas calabazas iluminadas, se vacían (reservando la pulpa para hacer el tradicional pastel) y se le recortan ojos y boca, u otro diseño, hasta darle la apariencia deseada. Luego se le pone una vela dentro, se enciende, y... voilà, ¡comienza la magia de Halloween! Aquí os pongo unas fotos de varias calabazas que hizo el otro día mi amiga Debi con su marido, Fred, y su hijo, Ethan.









Si queréis probar uno de los postres americanos más tradicionales, aquí tenéis las instrucciones para elaborar el pastel de calabaza. Las he traducido de Simplyrecipes.com, una página que os recomiendo por la cantidad de recetas estupendas que incluye:

Ingredientes:
  • 450 gr. de pulpa de calabaza (hecha puré. También se puede comprar ya enlatada y lista para usar)
  • 350 ml. de nata líquida o un bote de leche evaporada
  • 100 g. azúcar moreno
  • 50 gr. azúcar blanca
  • media cucharada (de las de café) de sal
  • 2 huevos enteros y la yema de un tercero
  • una pizca de canela
  • una cucharada (de las de café) de gengibre en polvo, bien colmada
  • una cucharadita de nuez moscada
  • una cucharadita de clavo
  • una cucharadita de cardamomo (este ingrediente es opcional)
  • una pizca de ralladura de limón (también opcional)
  • 1 fondo de masa para pastel (los venden congelados, se pueden hacer de hojaldre)

* Para hacer el puré de calabaza, se necesita una del tipo ¨sugar pumpkin¨, que son las más dulces. Se abre, se vacía, se corta en trozos grandes y se cuece en una cazuela con un poco de agua en el fondo hasta que se ablande. Alternativamente, se puede cocer en el microondas durante unos 15 minutos, dándole la vuelta de vez en cuando hasta que esté totalmente blanda. Seguidamente, separar la pulpa de la piel.

Modo de elaboración:

1 Calentar el horno a 220°C.

2 Mezclar los dos tipos de azúcar, la sal, las especias, y la ralladura de limón en un bol grande. Batir y añadir los huevos. Añadir el puré de calabaza y la nata, mezclándolo todo bien.

3 Verter la mezcla en la masa para pastel y dejar cocinar en el horno a 220°C durante15 minutos. Después de 15 minutos, reducir la temperatura a 175°C y cocinar otros 40-50 minutos.

4 Sacar del horno y dejar enfriar durante 2 horas.

Servir con un toque de nata montada por encima.

Si alguien se decide a hacerlo, avisadme, me encantaría saber qué tal os sale.

Happy Halloween!!


No hay comentarios: