06 marzo, 2011

Bockfest, la celebración de una cerveza muy especial

En las próximas semanas os iré contando algunas de las cosas más interesantes y ricas que he comido en mi periplo ecuatoriano del mes pasado. Pero hoy quiero hablaros de un festival que se ha celebrado este fin de semana en la ciudad de Cincinnati, y que gira en torno a una bebida muy especial. Se trata del Bockfest, una celebración que tiene lugar anualmente desde 1992, y que tiene sus raíces en la herencia alemana de esta ciudad.

Durante el siglo XIX y hasta la promulgación de la famosa Ley Seca (aquí llamada “Prohibition”) que entró en vigor en 1919 en Ohio, Cincinnati era uno de los lugares más importantes en cuanto a producción de cerveza en todo Estados Unidos. El gran número de inmigrantes procedentes de Alemania convirtió a esta ciudad en un lugar donde florecían los beer halls (cervecerías con grandes salones donde se comía, se bebía y se bailaba) y las breweries (fábricas de cerveza). Sin embargo, al entrar en vigor la Ley Seca, las numerosas fábricas existentes se vieron obligadas a cerrar, al igual que los bares. La industria cervecera se hundió, y con ello también lo hizo la economía local. Afortunadamente, hoy en día corren tiempos mejores, y en la actualidad la fabricación y el consumo de esta bebida están viviendo un gran momento. Por ejemplo, Christian Morlein y Rivertown, dos grandes compañías cerveceras, están basadas en Cincinnati. El Brewery District, el barrio de la ciudad donde durante el siglo XIX se encontraban las fábricas y había más de trescientas cervecerías, está viviendo un espléndido renacimiento.

Durante el Bockfest se celebran desfiles y concursos, y los visitantes pueden visitar numerosos bares y cervecerías para probar la cerveza de tipo bock. Se trata de un tipo de cerveza especial, elaborado siguiendo recetas que datan de la Edad Media, cuando al parecer fue creada por monjes de monasterios alemanes. La cerveza bock se elabora con muy poca cantidad de lúpulo. Esto le resta amargura y le da un sabor complejo y ligeramente dulce. Como no soy experta en el tema, no voy a meterme a describir los detalles de su elaboración, pero podéis encontrar información específica en varias páginas de internet. Lo que sí os puedo decir es que las bock suelen tener mayor graduación alcohólica que otros tipos de cerveza, y que se beben típicamente en festivales y ocasiones especiales, a menudo coincidiendo con la celebración de la llegada de la primavera.


Durante el festival, en las cervecerías se sirve comida alemana, como las deliciosas salchichas tipo bratwurst con sauerkraut (col agria), pretzels (un tipo de panecillos enrollados formando un nudo) y kartoffel pfannkuchen o tortitas de patata (¡mmm, muy recomendables!).

Os incluyo aquí un breve video que he grabado hoy mismo en el Christian Moerlein Beer Hall, donde podéis escuchar a la orquesta alemana que animaba el ambiente:


Así que ya lo sabéis: aunque no podáis venir al festival, porque tal vez os pille un poco a desmano, no dejéis de probar la cerveza tipo bock si tenéis ocasión. Claro que... ¿quién necesita excusas para tomarse una cerveza?


No hay comentarios: